Investigación de drogas de abuso en la urgencia hospitalaria. Cuestiones médico-legales

  1. Luis Pastor Gómez-Cornejo
unter der Leitung von:
  1. Fernando Bandrés Moya Doktorvater

Universität der Verteidigung: Universidad Complutense de Madrid

Jahr der Verteidigung: 2004

Gericht:
  1. José de Portugal Alvarez Präsident
  2. José María Ruiz de la Cuesta Sekretär
  3. Daniel Queipo Burón Vocal
  4. José Delfín Villalaín Blanco Vocal
  5. Alejandro Lucía Mulas Vocal
Fachbereiche:
  1. Medicina Legal, Psiquiatría y Patología

Art: Dissertation

Teseo: 101388 DIALNET

Zusammenfassung

Los servicios de urgencias hospitalarios son cada vez más demandados para atender a pacientes con diversas patología, médica o psiquiátrica, como consecuencia del consumo de drogas o de abuso. El presente estudio es observacional descriptivo, determinando la presencia de drogas de abuso en orina de 703 pacientes, selecionados aleatoriamente, entre las que fueron solicitadas al laboratorio de Urgencias, tanto de la Urgencia externa como de las unidades de hospitalización. Se han comparado dos métodos, el utilizado en el Hospital donde se determinan cannabis, cocaína, opiáceos, benzodiacepinas, anfetaminas y barbitúricos, y el utilizado en el Laboratorio de Bipatología del Departamento de Toxicología con las mismas determinaciones, excepto barbitúricos y añadiendo éxtasis, LSD, metadona, EDDP y 6-monoacetilmorfina. Se han analizado variables demográficas, antecedentes reseñados de consumo de drogas, criterios clínicos de solicitud, patología asociada, servicios clínicos peticionarios. Del estudio realizado se concluye que las drogas más frecuentes, en los pacientes que han demandado asistencia en la Urgencia hospitalaria sonl as benzodiacepinas, cocaína y opiáceos; la asociación de ellas más frecuente es la compuesta por cocaína, opiáceos y benzodiacepinas, seguida de cannabis con benzodiacepinas y opiáceos con benzodiacepinas. El protocolo analítico debe comprender la determinación de cannabis, cocaína, opiáceos, anfetaminas/éxtasis y benzodiacepinas, mientras que el LSD y los barbitúricos deben quedar limitados a una indicación clínica. En los casos de opiáceos positivos se debe ampliar la investigación a metadona/EDDP y 6-monoacetilmorfina. En la fase pre-analítica, es prioritariamente la necesidad de un protocolo de investigación de tóxicos en la Urgencia; en la fase analítica la documentación en la historia clínica; y, en la fase post-analítica, detallar los posibles factores de r