El Madrid modernoChamberí (el Ensanche Norte), símbolo del nacimiento de una nueva capital, 1860-1931

  1. Pallol Trigueros, Rubén
Supervised by:
  1. Luis Enrique Otero Carvajal Director

Defence university: Universidad Complutense de Madrid

Fecha de defensa: 26 June 2009

Committee:
  1. Juan Pablo Fusi Aizpurua Chair
  2. Gloria Nielfa Cristóbal Secretary
  3. Ángel Bahamonde Magro Committee member
  4. Michel Ralle Committee member
  5. Luis Castells Arteche Committee member
Department:
  1. Historia Moderna e Historia Contemporánea

Type: Thesis

Teseo: 108957 DIALNET

Abstract

La tesis retrata las interacciones entre evolución social y transformación urbana en la ciudad de Madrid, entre 1860, fecha de la aprobación de su Ensanche, que despertó su crecimiento urbano moderno, y 1931, cuando Madrid se convirtió en una moderna metrópolis de más de un millón muy similar en sus rasgos sociales y urbanos a las grandes capitales europeas. Un primer eje analítico se centra en el modelo de crecimiento de Madrid como ciudad entre 1860 y 1931, señalando cómo, más allá del negocio inmobiliario o el desarrollo industrial, fueron sus distintas funciones como capital política y económica de España, las que de manera definitiva contribuyeron a su eclosión metropolitana. Con ello surgió en la ciudad una moderna economía de servicios alimentada por las grandes empresas financieras, de telecomunicaciones y de comercio nacional e internacional. En segundo lugar se abordan las transformaciones sociales en este periodo, con especial atención a los cambios en su mercado laboral. Primero describiendo, el proceso de corrosión del mundo de los oficios, que empujó a los trabajadores manuales hacia la condición de jornalero y de obrero no cualificado. Luego retratando la emergencia de los empleados y de los trabajadores en el sector servicios que acabaron convirtiéndose en el grupo profesional más numeroso en Madrid. Finalmente, se estudia el modo en que los nuevos habitantes se apropiaron de esta ciudad en profunda transformación. Se analiza cómo los distintos grupos sociales se distribuyeron en los nuevos barrios, en espacios progresivamente segregados, creándose una clara separación entre barrios obreros, de clase media y de las élites. Por otra parte, con el análisis exhaustivo de los procesos electorales, se retrata el proceso de sustitución de las relaciones de poder entre élites y clases populares por nuevas formas de representación, culminando con el ascenso del socialismo.