Vasallos y extranjerosportugueses en la Lima virreinal, 1570-1680

  1. Gleydi Sullón Barreto
Dirigida por:
  1. Rafael Valladares Ramírez Director/a
  2. Pilar Ponce Leiva Directora

Universidad de defensa: Universidad Complutense de Madrid

Fecha de defensa: 20 de marzo de 2014

Tribunal:
  1. María del Carmen Ruigómez Gómez Presidenta
  2. Federico Palomo del Barrio Secretario
  3. Juan Ignacio Pulido Serrano Vocal
  4. Alfredo Moreno Cebrián Vocal
  5. Pilar Latasa Vocal
Departamento:
  1. Historia de América y Medieval y Ciencias Historiográficas

Tipo: Tesis

Resumen

La presente investigación tiene por objetivo profundizar en el conocimiento de la comunidad portuguesa de Lima en los años de 1570-1680, utilizando como fuente principal la documentación notarial. El análisis se centra en el estudio de 196 casos, y partimos de la hipótesis de que no existen pruebas suficientes para afirmar que en su conjunto los portugueses establecidos en Lima eran cristianos nuevos, y tampoco para sostener lo contrario; el recurso a la documentación notarial permite, sin embargo, conocer que si bien la sospecha de judaísmo recayó sobre determinado sector, hubo otros -muchos- que vivieron como fieles cristianos y totalmente integrados en las distintas dinámicas sociales y económicas de la Lima virreinal. La tesis que ha presentado a los portugueses como un grupo endogámico, con gran hacienda y actuando siempre en complicidad a causa de su judaísmo, no se cumple en los casos que tenemos recogidos. El espacio de estudio se circunscribe a Lima, capital del Virreinato del Perú y una de las cuatro ciudades con mayor población portuguesa de la América hispana del sur, por lo menos hasta 1640, junto con Cartagena de Indias, Buenos Aires y Potosí. El marco temporal, por su parte, se extiende de 1570 a 1680. Se trata de un periodo de larga duración que incorpora como cronología principal los años de unión de reinos de España y Portugal, por cuanto fue este periodo el de mayor afluencia de portugueses al Perú y a las Indias en general. Como modelo metodológico se ha utilizado principalmente el análisis de grupos y el de los vínculos interpersonales, que han permitido plantear algunas consideraciones finales. El mayor número de portugueses llegó al Perú sin licencia, no obstante se integraron con gran facilidad en el medio social, económico y cultural de la ciudad, establecieron vínculos y relaciones con gente de distinta naturaleza y origen étnico, en consecuencia, no formaron un grupo endogámico. Aunque se integraron en Lima, algunos conservaron el recuerdo de la familia y de la patria de origen, es decir, los vínculos creados en la tierra de adopción pudieron co-existir con los primeros, aquellos que les unían a su patria. En su mayoría fueron pequeños y medianos comerciantes, quedando reservado el comercio de grueso monto a muy pocos; destacaron también en otras actividades como la navegación, el trabajo artesanal y el agrícola. En cuanto a la vida cultural y material, si bien algunos conservaron objetos de clara referencia a Portugal como imágenes en bulto o lienzos de san Antonio (santo portugués), y libros en lengua portuguesa, por lo general, los muebles de carácter utilitario o suntuoso, los objetos de plata, o los utensilios de cocina que estuvieron en su poder, y aun el vestido o el calzado, no fueron distintos de los utilizados también por otros colectivos (peninsulares o criollos), evidenciándose, también en este aspecto, la capacidad de adaptación y el alto grado de integración alcanzado por este grupo extranjero.